ORACIÓN DE LA NOCHE DEL DOMINGO 24 DE FEBRERO

Mi Dios, pongo en frente de Ti todo lo que he vivido. Gracias por todo lo que me has dejado vivir en este día junto a la gente especial que me rodea. Te alabo, Padre amado, por las experiencias felices que hoy he tenido, porque en ellas me demuestras tu amor por mí.

Te alabo también, por las experiencias que no han sido tan buenas, porque en ellas tengo la seguridad de contar con tu apoyo. Conoces bien las situaciones difíciles que hemos vivido, los instantes en los que hemos tambaleado por los problemas que se nos dan, pero en todos ellos nunca dejamos de creer que Tú estás al lado nuestro.

Gracias por darnos testigos de tu infinito poder y de tu gran amor en nuestras vidas. Esas personas que son auténticas bendiciones para nosotros, porque con su actuar, con su vivir nos hablan de Ti y nos acercan a tu divina Palabra. Recibe mi alabanza en esta noche que con un humilde corazón te hago, aquí estoy con todo lo que tengo en mi interior. No tengo miedo a los problemas, ellos no pueden arrebatarme la alegría, porque Tú me la has regalado y tengo la plena seguridad de que esa alegría no se acaba, permanece en mi corazón para continuar luchando con valentía.

Deseo ser feliz y hoy pongo mi corazón en frente de Ti, para que actúes en él y lo cures. Conoces bien las situaciones por las que estoy pasando algunas me angustian, pero nunca me voy a dar por vencido. Dios mio, que nada ni nadie me pueda hacer creer que no puedo continuar adelante.

Te ruego que me des paciencia, serenidad y mucha alegría. Dame la oportunidad de ser bendición para todos los que me rodean y comparten la vida conmigo. Te entrego mi descanso en esta noche, sé el guardián de mis sueños.

Amén.

Déjanos tu comentario