ORACIÓN DE LA NOCHE DEL DOMINGO 22 DE JULIO

Señor, en esta oración, quiero pedirte que me regales en todo tu fortaleza, que mes des una fe inquebrantable, que no se agote cuando vengan las adversidades. Quiero tenerte, mi Señor, quiero que por mis labios sea tu voz la que se pronuncie, que en mis pensamientos sea tu sabiduría la que se mueva, que en mi vida sea tu vida la que se dé. Dame tu bondad para llevarla a este mundo cansado del egoísmo y la maldad. Dame tu perdón para una sociedad que se mata y se muere de resentimientos por las heridas que no pueden ni quieren sanar. Señor grande y misericordioso, hoy quiero desafiar al mundo entero, sé que puesto en tus manos nada ni nadie podrá apartarme de Ti.

Porque cuando te he necesitado, cuando me sentí vacío, cuando tenía miedo, cuando me faltaban las respuestas y mi corazón estaba destrozado, entonces supe que estabas a mi lado, me di cuenta que no te vas de mi lado aunque yo me vaya del tuyo. Porque sé que me amas de verdad, porque cada día me atraes a tu amor y me das tus bendiciones. Te amo, mi Dios, y glorifico tu Nombre porque siempre estás cerca de mi corazón.

Pasa tu mano por mi mente y sana todas las heridas que los malos recuerdos me causan. Pasa tu mano por mi boca y purifícala, para que no haya palabras destructivas contra nadie, ni palabras derrotistas que me quiten las ganas de seguir luchando.

Quiero vivir para Ti y eso sólo es posible si Tú me llenas de tu amor y me haces comprender que fuera de Ti todo es tristeza y soledad. Confío en tu poder misericordioso y me duermo en tu presencia. En tus manos pongo mi descanso y mi día de mañana.

Amén.

Déjanos tu comentario