ORACIÓN DE LA NOCHE DEL DOMINGO 13 DE ENERO

Padre amado, hoy me acuesto a dormir con la certeza de que derramas sobre mi vida todas tus bendiciones, deseo que seas mi luz en medio de la oscuridad, mi guía en medio de las dificultades, que no haya temor en mi vida, porque tu eres mi eterna compañía. “Yo soy la luz del mundo; el que me sigue tendrá la luz que le da la vida, y nunca andará en la oscuridad”.( Juan 8,12).

Tú eres el refugio de mi vida, Tú conoces las vendas que no me dejan descubrir las bendiciones que me regalas cada día. En medio de todas las situaciones que estoy viviendo quiero pedirte que me regales la paz  que me permitas comprender que estás a mi lado en cada momento de mi vida, en los momentos adversos y en los momentos felices.

Tú que me conoces sabes cada momento en el que me siento derrumbado, cada instante en el que pienso que no podré continuar. Dame la capacidad de afrontar los errores que cometo y dame la fuerza para enmendarlos y seguir adelante. Gracias por darme la oportunidad de hablar contigo a través de la oración en este momento y entregarte las preocupaciones que tengo y que algunas veces me llevan a actuar de manera errónea. Bendíceme con la fuerza de tu Espíritu para no desfallecer en los momentos de tristeza y dolor.

Necesito de tu paz y de tu serenidad para no desesperarme ante ninguna situación difícil, necesito tu fuerza para ser firme en cada una de mis decisiones, para saber dirigir la vida por el camino correcto aunque sea estrecho y difícil; pero sobre todo, necesito de tu infinita sabiduría para saber entender la realidad, aceptarla y saber adaptarme a ella.

Descanso con la plena seguridad de que podré vencer todos los problemas que tengo.

Amén.

Déjanos tu comentario