ORACIÓN PARA HOY, VIERNES 1 DE DICIEMBRE

Señor, hoy comienza un nuevo y hermoso mes y te doy las gracias por permitirme vivirlo nuevamente, por este nuevo día que me regalas, por llenarme de ideas, perseverancia, y de ánimo, por todos esos esfuerzos que han valido la pena, por todas las lágrimas que me han ayudado a sanarme y a perdonarme.

Gracias, Señor, por seguir intentando, por no rendirte conmigo, por no dejar de amarme, por no renunciar a mí por más difícil que sea permanecer a mi lado, por aguantar cada cosa que te he hecho, por quererme aún cuando te pido demasiado. Ayúdame Señor, hay muchas formas para decir lo que pienso, para expresarme, pero a veces, escojo la peor y estallo con todas las palabras que había guardado y con las personas menos indicadas.

Nadie conoce todo lo que tenemos dentro, sólo Tú mi Señor, nadie sabe lo mucho que cargamos en nuestra espalda, por eso, nadie entenderá, cuando ya no podemos más. Ayúdame Señor, a medir mis palabras, ayúdame a controlar mi temperamento, para no decir ni hacer cosas de las que después me pueda arrepentir. Gracias Señor, porque de esos errores he aprendido grandes cosas como no tomar decisiones de forma acelerada cuando se está de mal genio, como pensar siempre bien las cosas antes de hacerlas y como respirar antes de hablar.

Padre bueno, ayúdanos a tener la valentía de perdonar, de aceptar que nos necesitamos; ayúdanos a entender que no podemos solos, que necesitamos tener la conciencia tranquila para poder vivir en paz.

Danos de tu compasión, Señor, para que podamos darnos la mano unos a otros y ayudarnos sin peros y sin excusas. Que todos aprendamos a dar, a entregar, a compartir. Gracias, Señor, por darnos espacios como este, en los que podemos ser sinceros, sobre todo, cuando esos espacios son contigo, en los que puedes vernos por completo, en los que ya hemos decidido no ocultar nada, en los que ya nos hemos perdonado todo.

Amén.

Déjanos tu comentario