ORACIÓN PARA HOY, SÁBADO 28 DE OCTUBRE

Señor Jesús, tú me hablas de ti mismo diciéndome: “Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida”. (Jn.8.12).

De esa manera tan gráfica, me haces ver, Jesús, que yo necesito de ti, pues si estoy lejos de ti, que eres la luz, mi vida entera va a estar en tinieblas, sin la belleza y la alegría de la luz, sin el apoyo necesario para poder ver y ver con la intensidad que solamente tú puedes aportar.

Es por esa razón, que el Apóstol Pablo escribía a los efesios diciéndoles: “En otro tiempo ustedes fueron tinieblas, pero ahora, unidos al Señor son luz”. (Ef.5.8).

Quiero vivir en unión contigo, querido Jesús, para ser luz contigo y gracias a ti, para que ilumines mi camino y me ayudes a ser espejo, que refleje tu luz y tu amor hacia las personas con las que convivo.

Concédeme tu gracia, Señor Jesús, para actuar como actúan los hijos de la luz: “Anden como hijos de la luz… porque los frutos de la luz son la bondad, la justicia y la verdad”. (Ef.5.8-9).

Ayúdame, Jesús, a hacer que tus palabras se hagan realidad en mi vida: “Así alumbre su luz delante de los hombres, para que van sus buenas obras y glorifiquen a su Padre que está en los cielos”. (Mt.5.16).

Lléname de tu luz, Señor Jesús y concédeme la gracia de saber aprovecharla y compartirla, para que seas tú quien da color, matiz y alegría a mi vida y a todo lo que me rodea. Amén.

Déjanos tu comentario