ORACIÓN PARA HOY, DOMINGO 25 DE MARZO

Dios mío, fuerza de mi vida, en estos momentos me entrego totalmente a Ti, así como el sol quema y da calor a todos los que se exponen a él, te pido que Tú actúes en mi ser y sienta tu presencia amorosa y cálida. Quiero que mi día sea bendecido por tu gracia. Quiero sentir que estás en mi vida y que eres Tú el que me acompaña a seguir luchando y seguir dando lo mejor de mí, a pesar de las dificultades. Padre Dios, quiero iniciar este nuevo día pidiéndote perdón por todo lo que no he hecho bien. Sabes, mi Señor, que me he equivocado y no he actuado con el amor y la paz que te agradan. No he actuado como una persona de fe, un creyente que vive unido a Ti.

Perdóname porque sé que sólo tu amor puede darme paz y serenidad para continuar. No permitas que el frío de mis pecados se apodere de mi corazón y me haga creer que todo está perdido, quiero vivir con ánimo la vida que me has regalado, quiero ser feliz sintiéndote presente en ella y tratando de dar lo mejor. Te pido, Señor, que en mi vida haya los frutos que solo provienen de Ti, los frutos que vienen de tu Santo Espíritu, frutos de comprensión y de servicio para demostrar que soy un servidor tuyo y que quiero hacer Tu Voluntad.

Quiero que estés en cada uno de mis pensamientos para tenerte presente todo el día y alabarte con los latidos de mi corazón.

Quiero agradecerte por todo lo bueno que haces en mi vida, porque me acompañas, porque tu palabra inspira mis acciones, porque eres escudo y fortaleza para mí. Eres un padre misericordioso, estás esperando que vuelva a Ti, para recibirme con un abrazo y decirme que soy tu hijo; por eso, no dudo en ponerme en camino y decirte que te necesito en mi vida, porque solo junto a Ti tengo la felicidad que añoro.

Amén.

Déjanos tu comentario