ORACIÓN PARA HOY, SÁBADO 21 DE JULIO

Me despierto seguro de que me amas y que me estás invitando a seguirte. Tú eres bueno, eres grande, aunque respetas mi libertad insistes para que entre en tu corazón. Dios de misericordia, ayúdame a erradicar de mi corazón el odio y el pecado que me apartan de Ti. Dame la fuerza y el entendimiento suficiente para comprender tus acciones. Ten misericordia de mi Espíritu que sufre por la pérdida que he tenido que afrontar, por las personas que ya se han ido, por los bienes que he perdido, por las condiciones que ya no tengo.

Que siempre recuerde que soy tu hijo, que me estás cuidando y que me estás sosteniendo para no caer. Que en las adversidades que se puedan presentar, tenga claro en mi corazón que me refugio en Ti. Que eche fuera de mi vida todo aquello que es contrario a tu voluntad, todo lo que me daña o daña a los demás; la envidia, el resentimiento, la tristeza, la culpa y el miedo. Colma mi espíritu de tu compasión, no me dejes dudar de la grandeza de tus acciones que todas son para bendición.

Mi Dios, eres mi salvación, la roca donde me pongo a salvo, la mano que me libra de mis enemigos y mi Padre que me ama sin medida. Sé que en medio de todo, tu amor brilla en nosotros. Sé que nuestros dolores y problemas son más llevaderos cuando nos dejamos ayudar por Ti.

Señor, por favor, te pido que no tenga miedo a tantas situaciones difíciles ni a los obstáculos que se presenten en mi vida; pues si te tengo, nada he de temer. Nada hay imposible para Ti. Gracias Señor, por amarme tanto y cuidar de mi y de los míos. Con gran confianza, te entrego mi día.

Amén.

Déjanos tu comentario