ORACIÓN PARA HOY, MIÉRCOLES 8 DE NOVIEMBRE

Me pongo en tus manos, Dios Padre celestial, para iniciar este día, en unión contigo, y apoyándome en ti.
Experimento una gran tranquilidad y una enorme paz al sentirme en tus manos y bajo tu protección.
Tú conoces, que en ocasiones, experimento temores, por diferentes causas y circunstancias; pero estando contigo, y contando con tu ayuda, puedo repetir con mucha fe y seguridad las palabras del salmista: “Dios es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré? Dios es la fortaleza de mi vida; de quién he de atemorizarme?” (Sal.27).

Así que, sabiendo que eres fiel a tu palabra, pongo en tus manos mis miedos y todo lo que me preocupa, para que seas tú mi fortaleza y mi apoyo.
No permitas, Padre Dios, que el temor se apodere de mí, ni que me paralice y me impida actuar. Ilumina mi mente, acrecienta mi confianza en ti, dame fortaleza, y ayúdame a vencer mis temores y dudas, para salir adelante frente a cualquier dificultad.

Cuento contigo, y me lleno de confianza sabiéndome bajo tu cuidado. Con esa certeza, el día de hoy tomaré muy en cuenta las palabras, que en varias ocasiones pronunció tu hijo Jesús, y que hoy, a través del evangelio, las sigue repitiendo para que yo las escuche y las aplique en las distintas circunstancias de mi vida: “No temáis”. (Lc.12.32). “¡Tengan ánimo; yo soy, no temáis! (Mc.6.50).

Padre mío, en ti confío. Concédeme tu gracia y tu apoyo, para salir adelante frente a las dificultades, para no dejarme paralizar por mis miedos, para sentirme bajo tu protección y acrecentar mi seguridad, apoyándome en ti. Amén.

Déjanos tu comentario