ORACIÓN PARA HOY, MIÉRCOLES 15 DE NOVIEMBRE

Hablaste con mucha claridad, querido Jesús, en relación a la eficacia de la oración, invitándonos a utilizar el recurso de la oración, para pedirte todo lo que necesitamos.
“Y todo lo que pidan en mi nombre, yo lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si me piden algo en mi nombre, yo lo haré”. (Jn.14.13-14).

Así que atendiendo a tu invitación, hoy, en este momento de oración, quiero pedir en tu nombre, quiero pedir a Dios Padre y quiero pedirte a ti, en tu nombre. Por eso, voy a quedarme un momento en silencio, para, con mi pensamiento, poner ante ti todas mis necesidades, todo lo que necesito para mí, y para las personas que tengo en mi corazón… Te pido, de corazón y con toda humildad, que, a cada uno de nosotros, nos concedas eso que necesitamos.

Después de haber presentado mis peticiones, a ti, querido Jesús, y a tu Padre Dios, tomo las palabras del salmo para decirte: “Escucha, Señor, mi oración, y presta oído a mi súplica”. (Sal.143.1). “Hazme sentir tu amor por la mañana, pues yo cuento contigo; muéstrame el camino que he de seguir, pues estoy pendiente de ti” (Sal.143.8).

Sabiendo que me escuchas, querido Jesús y que tu Padre Dios, también está pendiente de mi oración y la toma muy en cuenta, les doy gracias por su amor y por su ayuda.

Amén.

Déjanos tu comentario