ORACIÓN PARA HOY, MIÉRCOLES 1 DE NOVIEMBRE

Padre celestial, hoy comienza un nuevo mes y quiero ponerlo en tus poderosas manos, porque eres tú, Jesús, la esencia de mi vida, la fuerza que me hace seguir en el camino, la esperanza que mantiene, el amor que me envuelve, la mano que se tiende frente a mí, para levantarme cuando caigo.

En ocasiones, me siento autosuficiente y capaz de lograr por mis propias fuerzas, todo lo que me propongo; pero la verdad es que soy frágil, débil y son muchas mis limitaciones. Cuando me enfrento a mi realidad, me doy cuenta de que todo lo que tengo y todo lo que soy, es fruto de tu bondad y de tu amor.

Enséñame Señor a ser humilde, a saber reconocer que tú eres mi Señor y que sin ti no puedo nada, ni soy nada.
Dame la claridad mental que necesito, para poder ver tu obra en mí, para darme cuenta de que dependo de ti, para reconocer que te necesito y que solamente contigo y por ti puedo seguir viviendo. Envía a mí al Espíritu Santo, para que me ayude a descubrirte en todo lo que existe, en las personas que me rodean, en el lugar donde vivo, en el tumulto de la ciudad y en la tranquilidad de la naturaleza.

Envía al Espíritu Santo, para que me ilumine al leer o escuchar tu palabra, a fin de que sepa descubrir en ella, lo que hoy me quieres decir a mí, lo que me estás comunicando, lo que me estás enseñando, lo que me estás pidiendo.
Ayúdame Jesús a identificarme contigo, a aceptarte, a amarte, a serte fiel, y sobre todo, a darte a ti, el lugar más importante en mi vida.

Amén.

Déjanos tu comentario