ORACIÓN PARA HOY, LUNES 4 DE DICIEMBRE

Señor en este nuevo día, quiero escribir una historia en la que la protagonista sea la misión que un día nos dejaste, donde se demuestre que nosotros también podemos cumplir promesas y podemos ser lo suficientemente felices con ella como para no necesitar otra. Una historia donde el pasado importe lo necesario más que no me detenga, una donde no exista el rencor ni las culpas; una donde no existan la envidia ni las comparaciones.

Estoy convencido de que tu misericordia me sana y me repara constantemente y por eso quiero estar dentro de tu corazón. Porque me has dado todo para que mi fe sea siempre estable, pero aun así te pido que nunca dejes que nadie derrumbe esa muralla, porque la hemos construido juntos.

Gracias por estar siempre en mi vida, porque has estado en mis peores momentos y en mis triunfos más grandes, porque me has limpiado las lágrimas y te has reído conmigo; por levantarme y levantar a todos los que amo. Ayúdanos, Señor, a entender que las personas se equivocan así como nosotros lo hacemos y merecen nuestro perdón, así como Tú nos concedes el tuyo. Son muchas las personas que por envidia están al acecho de nosotros y tratan de dañarnos. Te suplico que los bendigas y los llenes de paz en el corazón y le hagas saber que son importantes y amados por Tí.

Gracias porque sé que Tú estás a mi lado y estás actuando en mi favor, que así como en el ayer me has ayudado también lo seguirás haciendo a lo largo de este día.

Te pido que bendigas a los que amo, que también tienen que enfrentar los ataques de los que deciden vivir a espaldas tuyas y hacerles daño a las demás personas. Quiero pedirte que nos cubras y nos protejas con toda tu presencia de todo mal.

Amén.

Déjanos tu comentario