ORACIÓN PARA HOY, LUNES 30 DE ABRIL

Mi Señor, mi Dios, en este momento en el que se acaba este día, quiero sentir tu presencia de una manera especial, pues mi alma necesita de Ti. Quiero que tu Preciosísima Sangre me cubra a mí y a mis seres queridos. No quiero, Señor, ser vencido por la maldad, quiero poder derrotarla, y si no puedo, sácame de su presencia a través de tu intervención. Protégenos de los ataques del mal, a mí y a los míos. Gracias Señor, porque cuando la oscuridad de la noche se hace presente, Tú eres la Luz que nos ilumina para poder descansar tranquilamente y mañana estar listo para iniciar un nuevo día.

No quiero, Señor, sentirme solo, quiero sentirte a mi lado y que me das las fuerzas que necesito, quiero sentir siempre tu amor y tu apoyo. Te amo y te agradezco todo lo que haces por mí y por los míos, sé que es porque nos amas y quieres lo mejor para nosotros. Señor, Tú quieres lo mejor para mí, no está en tus planes que tengamos que sufrir o que lloremos o que la pasemos mal, si tenemos que vivir todo esto no es por decisión tuya sino por nuestra decisión terca de vivir lejos de Ti.

Tú nos quieres sanos y libres de todo mal. En medio de un mundo tan perverso y destructivo, me agarro de tu mano para no perderme.

Señor, no te olvides de nosotros, sabes que solo te tenemos a Ti; por favor, líbranos de todo mal y protégenos poniéndonos dentro de tus llagas y dentro de Tu Sagrado Corazón, allí nada ni nadie nos podrá dañar. Gracias, porque sé que Tú estarás como ese guardián de mi vida cuidándome el descanso, y me darás confianza para saber que saldré adelante siempre. Te amo, mi Señor, Jesús.

Amén.

Déjanos tu comentario