ORACIÓN PARA HOY, JUEVES 30 DE NOVIEMBRE

Hoy, en el último día de Noviembre, solo te pido, Señor, sabiduría para nunca fallarte ni fallarme a mí, te pido que nunca me falten la fuerza ni la valentía. Gracias por el camino que he recorrido, que me trajo hasta aquí. Gracias por estar en mi vida, por tomarme en tus manos y moldearme, por hacerme quien soy, por aceptarme siendo así como soy. He tenido fallas, errores, me he equivocado más de la cuenta.

Pero aún así, Tú confías en mí, me ayudas, me acompañas, me haces sentir que soy valioso y que puedes restaurarme. Gracias porque siempre me das razones, porque sigues insistiendo en que cada vida vale la pena, en que cada una es valiosa y única, gracias por ayudarme a no perder el camino, por siempre iluminarme el sendero que debo recorrer.

Renueva todo en mí, crea en mí un corazón puro, hazme capaz de encontrarte siempre. Te buscaré a Ti, mi Dios. Siempre a Ti. Pediré tu ayuda antes que cualquier cosa, y sé que me mostrarás el camino, me darás dirección y guía, consuelo y paz. Despiértame, Señor, que no me pierda de vivir, que no me pierda de los que amo por estar distraído, que no me pierda de esta oportunidad maravillosa de vivir más y más cada día gracias a tu bondad. De mirarte, de darme cuenta los momentos en los que no puedo dejar pasar desapercibida la vida, porque estás dándome lecciones a través de mis amigos, de mis hermanos, de mi familia, incluso de personas que no son cercanas a mí.

Gracias, Señor por todo lo aprendido por darme las enseñanzas que necesito como esa en la que decías que debíamos ser siempre fuertes sin importar lo difícil que sea persistir; o que las pequeñas cosas construyen ese gran rompecabezas que es nuestra historia y nuestro corazón. Toma mi vida, llénala de Ti, de tu amor, de tu luz, de tus caminos y úsame, Señor, haz de mí un instrumento de tu consuelo para los que viven y comparten conmigo, y que siempre puedan saber y entender que la salida eres Tú.

Amén.

Déjanos tu comentario