ORACIÓN PARA HOY, DOMINGO 4 DE FEBRERO

Solo Tú, Señor, me haces sentir confiado, solo Tú me permites vivir tranquilo en medio de la tormenta, porque solo Tú me das tu paz. Al comenzar este nuevo día reconozco mi total dependencia de Ti. Gracias Señor, por todo, especialmente, por el don de la vida, el cuál me lo das todos los días. Permíteme entender que mientras esté vivo, puedo seguir luchando.

Quiero hacer tu voluntad, quiero que Tú me guíes y me des la fuerza para no alejarme de tu camino, a pesar de las pruebas, a pesar de las dificultades. Cuando las pruebas de la vida quieran vencerme, voy a luchar, cuando las pruebas me ataquen fuerte, yo estaré de pie, mi Señor, sostenido solo por Ti.

Quiero entregarte mi corazón para que Tú lo quemes con el fuego de tu amor y cambies en él todo aquello que no te agrada o lo que consideres que me hace daño. Te entrego este día para que Tú me permitas mostrarte delante de los demás que estás vivo y que tienes el poder para transformar vidas, corazones. Gracias por tu compañía y porque le das sentido a mi vida.

Gracias porque en el transcurso de mi vida me has permitido descubrir, a través de todas las maravillas que has hecho por mí, que siempre has estado a mi lado.

Gracias por permitirme entender que la vida no puede estar basada en miedos e inseguridades, sino que tiene que estar edificada sobre la confianza en Ti que nunca me defraudas. Bendito y alabado seas por todo el bien que haces en mi vida.

Amén.

Déjanos tu comentario