ORACIÓN PARA HOY, DOMINGO 22 DE JULIO

¡Dios mío, qué grande eres! Aunque los problemas me acorralen, aunque las dificultades me agobien, yo confío en Ti, espero en tu Nombre y lucho para salir adelante. Tú, mi Señor, me muestras el camino verdadero que me conduce a la santidad. Derrama sobre todos nosotros Tu Espíritu Santo, tu Espíritu de amor, de sabiduría, de paz y de justicia para que podamos transformarnos y transformar al mundo. Que mi alegría esté en vivir como verdadero hijo tuyo. Acompáñame, ampárame, protégeme, no me abandones nunca porque el miedo se apoderaría de mí y mi vida perdería su razón de ser.

Dios de la vida, hoy pongo ante a Ti cada uno de mis pensamientos y afectos, que no tenga miedo de cruzar el desierto, si estás conmigo y me guías, sé que harás llover maná del cielo cuando tenga hambre. Tu bondad no tiene límites, tu poder no conoce fronteras, por eso mi confianza está puesta en Ti. Aquí estoy, iré donde quiera que me necesites y llevaré tu gloria. Dios poderoso, a quien adoro al iniciar el día y con quien quiero vivir en todo momento.

Quiero pedirte que abras los cielos en este momento y que bajen bendiciones sobre mí, sobre los míos y sobre toda la humanidad porque te necesitamos, porque eres el alimento de nuestras vidas, porque sin Ti estamos perdidos.

Grande eres Tú, grande es tu nombre, grandes tus bendiciones; y grande es mi adoración y amor por Ti. Te pido que te manifiestes en mi vida y te descubra como el faro que me muestra el camino que debo seguir. En este momento de oración te entrego nuevamente mi vida.

Amén.

Déjanos tu comentario