ORACIÓN PARA HOY, DOMINGO 14 DE ENERO

Bendito seas, Señor, en esta mañana y siempre, por tanto amor, gracias porque me haces revestirme de tu Espíritu y de tener un corazón valiente para afrontar cualquier dificultad que se presente. Quédate, Señor, conmigo, acógeme en tus brazos, sostenme en tu regazo, como un padre sostiene a su hijo recién nacido y lo besa amorosamente.

Que en ningún momento baje la guardia, sino que en Ti sea capaz de encontrarle sentido a cada una de las experiencias que tenga que vivir. Contigo me siento seguro para vivir a plenitud. Aquí estoy, junto a Ti, porque necesito escucharte y saber que nada podrá dañarme.

Señor, dilo a mi corazón inquieto y aturdido por tantas cosas, hazme sentir que no estoy solo y que pase lo que pase estarás a mi lado. Que contigo pueda descubrir que nada hay más seguro que tu amor y que nadie puede trazar un mejor camino que Tú. Tengo el alma dispuesta a captar tu voluntad que siempre me hará ser feliz en la docilidad y en libertad; sé siempre para mí una mano tendida y que yo sea testigo tuyo para el que está o pasa a mi lado.

Te doy gracias, porque estoy seguro de que darte gracias es una manera aceptar y asumir la fragilidad de mi ser y prepararme para no dejarme doblegar por ellas.

Porque desde la vida humilde nos nace vida abundante, porque nos hace mirar hacia nosotros, hacia el interior y reconocer lo afortunados que somos. Ayúdanos a construir la esperanza. Que podamos construir una realidad distinta, un mundo de hermanos sin distinciones sin dominados, sin explotados, sin egoísmos ni marginación, un mundo según tu voluntad.

Amén.

Déjanos tu comentario