ORACIÓN DE LA NOCHE DEL VIERNES 29 DE DICIEMBRE

Te entrego esta noche, Señor, y te suplico que apartes de mi mente todo sentimiento de miedo, de inseguridad que me impida dormir tranquilo. Te suplico, mi Señor, que sanes las heridas que hay en mi ser y que fueron causadas por la maldad o indiferencia de los otros; que sepa vivir en paz con todos. Te suplico que me ayudes a hacer las cosas bien, que no me ganen mis impulsos y sepa respetar a todos, para poder actuar como un verdadero creyente.

Gracias por darme luz, sabiduría, paz, fuerza, ánimo y todo lo que necesito para seguir adelante. Gracias por bendecirme. Gracias por no abandonarme nunca y tenerme mucha paciencia. No me voy a dar por vencido en ninguna circunstancia de la vida.

Eres Tú el que me muestras qué camino debo seguir y cómo puedo vencer todas las dificultades. Aquí estoy confiándote lo que necesito, porque sé que no me fallas y sé que me ayudas. Ayúdame a descansar, quita todo sentimiento de miedo, toda sensación de ansiedad y toda manifestación de pesimismo que haya en mi corazón. Permíteme dormir tranquilo para mañana levantarme con todas las fuerzas para continuar luchando y seguir adelante. Gracias por cuidarme mientras duermo, soy tuyo y en tus manos descanso plenamente.

Gracias por escucharme y por darme fuerza para seguir adelante. Gracias por hacerme consciente de que soy importante para Ti y que siempre cuento con tu ayuda.

Pongo en tus manos el día de mañana, convencido de que ese es el lugar más seguro que tengo. Te suplico que bendigas a cada una de las personas que amo y que necesitan siempre de tu ayuda.

Amén.

Déjanos tu comentario