ORACIÓN DE LA NOCHE DEL VIERNES 27 DE OCTUBRE

Padre Bueno, Gracias por darme siempre una nueva oportunidad, por tu generosidad, por tu paciencia y por no cansarte de perdonarme. Ahora, cuando ya he terminado mi jornada de trabajo, quiero pedirte que me liberes de todos los miedos e inquietudes que no me dejan ser libre y me hacen seguir pecando y fallando a tu Voluntad.

Señor, esta noche me inclino ante ti, que todo lo puedes, y que con tu infinita misericordia nos diste la vida, y la oportunidad de aprender de nuestros errores en este mundo terrenal.

Pido a ti, padre amado, por mis seres queridos, que los lleves y los guíes siempre por el buen camino, ayúdalos, señor, a tomar siempre las mejores decisiones y a alabarte a ti, así como yo también lo hago, ayúdame a mantenerme siempre por el camino de la fe y a predicar y aplicar tu palabra y tus enseñanzas.

Te amo y confío en que mañana estaré listo para seguir adelante, convencido de que tu presencia es lo mejor que me puede pasar, porque me guías y me impulsas a vencer todas las situaciones adversas. Gracias Dios Padre por escucharme. Amén!

Déjanos tu comentario