ORACIÓN DE LA NOCHE DEL VIERNES 24 DE NOVIEMBRE

Señor, eres mi protector, mi escudo y mi fortaleza. Tú escuchas mis súplicas en cada momento, nunca desatiendes mis palabras cuando me dirijo a Ti con la plena certeza de que estás ahí para asistirme con tu amor. En cada situación de mi vida actúas con misericordia y me das vida para que siga luchando con fortaleza sin dejarme vencer por los problemas.

Te pido que me ayudes a limpiar lo que tengo en mi interior, Tú sabes que algunos sentimientos no me dejan ser fiel a tu palabra, por eso vengo ante Ti, reconociendo que soy un necesitado de tu amor, creyendo firmemente que me limpias con tu palabra y me haces vivir de una manera diferente.

A veces tengo dudas en mi corazón que me llevan a sentir temor. Aparta de mi corazón todos los temores que me pueden llenar de angustia y me roban la tranquilidad. Digo que creo en Ti y me angustio cuando las dificultades me están quitando la paz. Quiero seguir siendo un cristiano coherente, uno que dice creer en Ti y vive de esta forma. No dejes que los problemas me quiten la paz que Tú das. Te pido que mis acciones reflejen en todo momento que he aceptado vivir en tu palabra de vida.

Gracias, Señor, porque estás a mi lado y me amas inmediatamente. Gracias por haber aceptado morir en la Cruz por mí, para salvarme.

Gracias por Tu infinitamente Misericordia y por Tu perdón. Hoy, especialmente tengo un corazón agradecido porque no merezco nada de lo que me das. Te amo, mi Señor Jesús, y te pido que te quedes siempre en mi corazón. Esta noche, como un niño, descanso en Tu regazo.

Amén.

Déjanos tu comentario