ORACIÓN DE LA NOCHE DEL VIERNES 19 DE ENERO

Tengo sed de tu amor, Señor, tengo sed de tu presencia en mi vida, tengo sed de tu justicia y de tu Reino entre los hombres. Quiero en esta noche poner a tus pies mis problemas, los recuerdos que me causan dolor, las situaciones que han marcado mi vida de forma negativa, las personas que me han causado daño y los pecados que me han alejado de tu presencia.

Ayúdame a encontrar las lecciones que tengo que aprender de las experiencias que estoy viviendo, y dame toda la paciencia necesaria para no caer en discusiones innecesarias con personas que quieren hacerme perder el control de la vida con sus palabras, actitudes y comportamientos.

Conoces mis luchas, Señor, los momentos en que me he sentido ofendido y herido por las personas que me han hecho mucho daño, tal vez, no entiendo sus actitudes y creo que nada de eso me lo merezco, pero no me dejo ganar la batalla por el odio y el resentimiento, y con tu amor en mi corazón no voy a dejar que esos sentimientos se aniden en mi corazón y me hagan pagar de la misma forma a la gente que me hace daño. Dame tu amor que siempre sana y libera. No dejes que nada me haga olvidar que puedo contar contigo y que Tú tienes para mí siempre la Palabra que salva y libera.

Dame sed de tu palabra, necesidad de orar, de permanecer en comunión contigo. Gracias por las dificultades que vivo, porque a través de estos momentos encuentro tu presencia y tengo la esperanza de salir adelante y superar las adversidades.

Quiero dormir tranquilo porque sé que me cuidas y mañana irás delante de mí abriendo caminos y haciéndome sentir protegido y amado.

Amén.

Déjanos tu comentario