ORACIÓN DE LA NOCHE DEL VIERNES 18 DE MAYO

Gracias, Señor, porque eres bueno, no discriminas, ni apartas de tu lado al que deja de creer en tu poder, sino que lo llamas a vivir en el camino de la felicidad eterna. Te alabo porque solo en Ti encuentro mi descanso, de Ti viene mi salvación, sólo Tú eres mi roca, en quien me refugio y jamás tengo miedo para enfrentar todas mis responsabilidades, aunque el camino sea difícil. Que en esta noche toda la gloria sea para Ti, mi Dios, porque no dejas que me aparte de tu lado, sino que estás junto a mí y te conviertes en un tesoro precioso, uno que nunca se acaba.

Gracias por darme la riqueza de tu amor, gracias por las personas que amo y pones a mi lado para que comparta ese amor que derramas en mi corazón.

Eres el Dios de la alegría, esa que nunca se acaba, a veces sin merecerla, sin que yo tenga que hacer algo para ganarla, por eso te alabo esta noche, porque siempre estás a mi lado animándome a vivir con sentido, sumido en la alegría que Tú le das a mi corazón. Tu presencia siempre consuela y da ánimos para seguir luchando, sin temor y con la valentía que tiene aquél que cree en un Dios poderoso y eterno.

Gracias por todas las bendiciones que me estás dando y por permitirme mañana estar listo para seguir adelante. Señor, ámame como sólo Tú puedes, que ahora, en el silencio de esta noche, pueda yo decir que eres mi todo, que mi paraíso eres Tú, estar a tu lado, escucharte y dejarme abrazar por tu amor.

Amén.

Déjanos tu comentario