ORACIÓN DE LA NOCHE DEL VIERNES 04 DE MAYO

Gracias, Señor, por todo el amor que hoy has puesto en mi corazón y que me ha hecho comprender que Tú me amas y quieres lo mejor para mí porque soy tuyo. Quiero entregarte mis sentimientos y todo aquello que en el silencio de la noche llega a mis pensamientos. Gracias por ayudarme a comprender que no todos tienen que actuar como yo actúo, ni que todos tienen que comprender mis acciones. Ayúdame Señor, a no creerle tanto a mis ojos, a no juzgar inteligentemente lo que veo, y mucho menos a creer al pie de la letra lo que dicen que vieron otros, porque mucho menos podemos estar seguro de eso.

Dame la capacidad de discernir mejor y de no acelerarme a los juicios que hago de la realidad. Ayúdame a ser paciente a medir cada palabra, cada decisión, cada acción para no terminar sufriendo y haciendo sufrir por una interpretación equivocada. Señor, que pueda amar al que está cerca de mí aunque su manera de ser o ver la vida no sea igual a la mía, amar a todo aquel que haya causado una lágrima o un dolor en mi vida.

Ayúdame a saber comprender y asumir las diferencias que mis hermanos tienen. Toma mi vida esta noche, todos mis pensamientos y todo aquello que creas que debo fortalecer para dar lo mejor de mí.

Te amo, mi Señor y confío plenamente en que esta noche estarás velando para que mi descanso sea reparador y mañana esté listo para seguir adelante.

Amén.

Déjanos tu comentario