ORACIÓN DE LA NOCHE DEL SÁBADO 28 DE OCTUBRE

Padre Santo, quiero esta noche entregarte mi cansancio, mis preocupaciones, mis cargas, mis angustias, mi desánimo que no me dejan seguir adelante, mis pecados que me alejan de tu presencia, te pido que me permitas descansar en Ti, en tu corazón tómame en tus manos, transforma cada parte de mi ser, no te apartes de mi lado.

En tus benditas manos pongo mi alma y mi corazón, mis proyectos y mis batallas, Padre amado, te pido que me des la capacidad de entender y superar hasta los más grandes obstáculos.

En el día de hoy quiero encomendar a ti, Padre bendito, mi sueño, para descansar con tu divina presencia y tener un sueño reparador que me permita mañana tener toda la energía para seguir predicando y aplicando tus enseñanzas.

Dios mío todopoderoso, te damos las gracias por todos los beneficios y el amor que nos has dado en el día de hoy. También me gustaría pedir perdón por todos los males que haya podido causar durante el día, pues bien es cierto que me siento mal por haberte ofendido.

Me propongo para los próximos días no defraudarte nuevamente y no pecar, ayudado por tu gracia divina.

Amén.

Déjanos tu comentario