ORACIÓN DE LA NOCHE DEL SÁBADO 21 DE ABRIL

Gracias Señor, por este día vivido en tu nombre, cada situación, cada momento que viví, cada circunstancia que atravesé en este día estuvo en tus manos. Creo en tu poder y sé que no quedaré defraudado, porque eres grande, porque eres bueno, porque vas más allá de toda lógica, porque no me dejas. Mi corazón confía en Ti, bendito Dios que siempre estás dándome alegría, que me das todos los dones que necesito para seguir en la lucha. Me has llenado de grandes muestras de tu amor y tu bendición. Me has llenado de un amor que atraviesa mi ser. Gracias porque ahora seguirás cuidando de mí mientras duerma.

Gracias porque en todo momento estás cerca de mí, aunque yo tome caminos diferentes a tu voluntad, Tú no cambias, sino que estás constantemente conmigo, dándome fuerza y levantándome con tu amor. Ayúdame a sanar las heridas del pasado, que no me permiten ser feliz. La gloria en mi vida siempre es para Ti. Gracias, Dios, por hacerme sentir que aún cuando me he equivocado, Tú nunca me rechazas, sino que me tratas con misericordia y me haces experimentar que mi dignidad no se agota.

Quiero estar siempre cerca de Ti, mi Señor, y dejar que sigas llenando mi corazón con tu fuerza, esa que me impulsa a buscarte y dar lo mejor de mí cada día. Quiero vivir en tu gracia, para irme a dormir tranquilo en esta noche, creyendo que ninguno de mis problemas tiene más poder que Tú. Gracias por hacerme sentir todo el amor que tienes para mí. Te amo, y te entrego todo mi corazón.

Amén.

Déjanos tu comentario