ORACIÓN DE LA NOCHE DEL SÁBADO 20 DE OCTUBRE

Esta noche te doy las gracias, Padre santo, porque guiaste mis pasos durante este día por caminos de paz y cuando se presentaron momentos duros me diste la capacidad de mantenerme firme y con esperanzas de que todo se un puede superar. Dame fuerza y valentía para responder con sabiduría en cada situación que se vaya presentando, sin desanimarme.

Glorificado seas, Dios de infinito amor, con todo mi corazón dejo que obres con sabiduría y me hagas una criatura renovada. Te doy entera y plena libertad para que dispongas de mí y me guíes de acuerdo a tu santa Voluntad. Entra en mi interior y elimina de mí todo aquello que no me sirve para vivir con alegría y decisión.

Gracias, porque no paras de bendecirme y llenarme de Ti, porque sigues actuando con poder en mi vida. Dios de divina misericordia, la gloria sea para Ti hoy y siempre. Derrama tu Espíritu Santo sobre mí para buscar solución a cada uno de los problemas que tengo que superar. Te necesito, mi Dios, no abandones la obra de tus manos, otorgame la fuerza necesaria para permanecer en alegría. Mi vida está en tus manos y eso me llena de confianza.

Te entrego el control absoluto de mi ser, para que los sentimientos que lo habitan sean conformes a tu misericordia, para que me mueva el amor, para que viva el perdón. Que cada uno de los latidos de mi corazón sea un canto de amor para Ti, que cada una de mis respiraciones sea para darte gloria y honor.

Eres digno de recibir la honra, el honor y el poder, la gloria, la alabanza y la adoración por todos los siglos de los siglos, en todos los instantes de la vida. Descanso en tu presencia, mi Dios, con la seguridad de que me amas inmensamente.

Amén.

Déjanos tu comentario