ORACIÓN DE LA NOCHE DEL SÁBADO 10 DE MARZO

Mi Dios, cómo no creer en Ti, si cada vez que me siento solo eres Tú el que, de alguna manera, me reconforta y me hace sentir que no estoy solo. Señor mio, dame la serenidad suficiente para no desesperarme ante ninguna situación y poder actuar con la seguridad y la calma que se necesita. Dame la fe necesaria para seguirte buscando en la oración, que si paso por tormentas mi esperanza puesta en Ti, no tambalee, sino que se haga más fuerte y cada vez siga creciendo, porque soy consciente de que te necesito en mi vida. Muchas veces siento miedo, Señor, miedo a la soledad, al desamor, a sentir la tristeza y caer.

Por eso consciente de que eres el dueño de la vida, vengo esta noche ante Ti, para contarte lo que me está pasando. Sólo Tú me bendices y eres el único que puede ayudarme. Ayúdame a vencer mis miedos y todos esos pensamientos errados. Quita todos esos sentimientos de tristeza e inseguridad. Permite que pueda levantarme mañana con la seguridad de que todo es para mi bendición y para mi crecimiento personal. Hazme fuerte, dame lo que necesito para ser feliz.

Dame sabiduría y el espíritu luchador, de esos que luchan y no se cansan porque encuentran fuerzas en la fe. Gracias mi Salvador por todo, incluso por aquello que no logro entender, sólo Tú sabes cómo me estás bendiciendo, aunque no comprenda, te alabo y glorifico tu Santo Nombre, porque sé que quieres lo mejor para mí. Ahora cuando me dispongo a descansar quiero pedirte que me llenes de tu amor y de tu paz, te entrego el día de mañana en el que seguiré necesitando de tu ayuda y de tu misericordia.

Amén.

Déjanos tu comentario