ORACIÓN DE LA NOCHE DEL SÁBADO 07 DE ABRIL

Gracias Señor, por la vida, tanto por los malos, como por los buenos momentos, en la abundancia y en la escasez, en la risa y en el llanto, gracias por estar siempre conmigo, porque sin tu compañía, sin tu presencia maravillosa en todo, no habría podido seguir adelante, soportar las dificultades, superar las derrotas, ser valiente en las luchas. Sin tu mirada no tendría reposo mi alma, sin tu presencia no podría seguir luchando, se me acabarían las fuerzas, se me agotarían los ánimos. Que en este noche, mi Dios, sienta tu mano sobre mí, que en todo momento esté seguro de tu compañía.

Gracias por estar aquí, porque todo lo he recibido de tus manos, por eso ahora me entrego por completo a Ti, mi Señor, confiado en tu bondad y en tu justicia, pues eres el Creador de todo lo que soy, el dador de todo lo que tengo, el salvador de mi vida. Porque en todo reconozco tu mano llenándome de bendiciones. Te pido, Señor, que protejas mi hogar, que cada rincón sea tomado, consagrado, lleno de tu Espíritu Santo. Que cada uno de los miembros de esta familia esté siendo cobijado con tu manto de amor.

Señor, aunque a veces todo parezca que no va bien, aunque se me acaben las fuerzas para seguir en la batalla, yo no dejo de creer en que tu gracia está sobre mi y me saca victorioso de todas mis luchas.

Por eso, lo único que te pido es que sanes las heridas de mi ser, me llenes de amor y me permitas estar listo mañana para seguir adelante. Te amo y en tus manos pongo esta noche, seguro de tu cuidado.

Amén.

Déjanos tu comentario