ORACIÓN DE LA NOCHE DEL SÁBADO 05 DE MAYO

Gracias Señor, por este día vivido, ahora cuando voy a dormir quiero suplicarte que me enseñes a orar, que envíes tu Espíritu y pueda yo aprender a hablar de una manera más intensa e íntima contigo que lo eres todo para mí. Señor, que ore con todo mi ser, no solo con mi mente y mi boca sino con toda mi alma. Que mi corazón esté limpio, que sea puro, que en él no haya doblez, mentiras, engaños ni malos intereses. La oración que es comunión contigo, mi Señor, tiene que expresar también la comunión con todos mis hermanos, por eso tengo que estar libre de enojo, porque no tiene sentido pedirte que me ayudes si yo no soy capaz de ayudar a mis hermanos porque estoy enojado.

Gracias, Dios, por sostenerme cuando necesito de Ti, cuando te pido ayuda siempre me respondes con prontitud. Señor, mi vida la pongo en tus manos, dame la fuerza para seguir adelante, que en todas las situaciones no falte la disciplina, el esfuerzo y el ánimo decidido para seguir luchando con fe. Dame la valentía para enfrentar cada situación con confianza en tu poder que nunca me abandona, todo está en tus manos, mi Dios.

Ayúdame a crecer en mi fe, preséntame hermanos que te amen y que quieran siempre estar en contacto contigo, para acompañarnos en este camino hacia la santidad, hacia Tí.

Quiero amarte con todas las fuerzas de mi corazón y de mi ser, quiero servirte sirviendo a mis hermanos y, sobre todo, quiero estar en tus manos para que me cuides y me protejas. Que al levantarme mañana tenga la alegría que necesito para seguirte con entusiasmo y esperanza. Pongo mi descanso en sus manos y te pido Tu bendición.

Amén.

Déjanos tu comentario