ORACIÓN DE LA NOCHE DEL MIÉRCOLES 3 DE ENERO

Te alabo y te bendigo, porque me cuidas mientras duermo y así puedo descansar plenamente y estar listo mañana para seguir adelante. Quiero sentir que en este momento abres tus manos y derramas sobre mí toda la fuerza, la alegría, la salud, la prosperidad que necesito para vivir mi vida.

Quiero pedirte que me ayudes a controlar mis emociones negativas, para no herir con mis palabras, actitudes y acciones, a ninguna de las personas que amo. Sana todas las heridas que hay en mi ser, para estar sano y así poder actuar de la manera adecuada. Sabes qué problemas tengo y necesito de Ti para poder resolverlos y seguir luchando.

Que pueda saber responder conciente de que algunas peleas es mejor no darlas, porque sufro y hago sufrir a las personas que amo. No permitas que mis emociones me traicionen y me hagan actuar erradamente. Quiero, mi Señor, sentir la paz y la serenidad que me da tu presencia para así poder enfrentar y vencer todas las dificultades que pueda estar viviendo. Gracias por bendecirme mientras duerma y por sanar todas las heridas de mi corazón.

Te entrego esta noche y te suplico que me ayudes a dormir en paz, que no haya sobresaltos en mi corazón mientras duermo.

Te suplico, mi Señor, que me des paz en el corazón para analizar con serenidad cada situación y no dejar que las preocupaciones me hagan perder el control de la vida. No quiero ser débil, ni quiero defraudarte; sino que quiero hacer tu voluntad, amarte con todas las fuerzas de mi ser y servirte con todo lo que soy.

Amén.

Déjanos tu comentario