ORACIÓN DE LA NOCHE DEL MIÉRCOLES 25 DE ABRIL

Gracias Señor, por darme la oportunidad de sentir tu presencia a lo largo de este día. Gracias porque pude sentir tu amor que impulsa y protege, tu amor que guía y anima. Dame tu paz, pero sobre todo, dame tu fortaleza para no rendirme y quedar vencido por los impulsos del mal. Lléname de serenidad, para dejar a un lado todas las experiencias pasadas y ayúdame a entender que no debo seguir pegado a ellas, dame la capacidad para liberarme de todo lo que me tiene atado, dame la inteligencia suficiente para saber enfrentar las dificultades y poder solucionarlas de la mejor manera.

Dame capacidad de aceptación; hay situaciones que no entiendo y me hacen sufrir, que sepa aceptarlas con tranquilidad y serenidad, y que sepa que alguna bendición, por muy oculta que parezca, está presente en ella y pronto la podré disfrutar. Te suplico que vayas delante de mí abriendo caminos y mostrando cuál es tu voluntad para mí. Quiero seguir glorificando tu nombre, porque tu palabra sostiene mi vida con firmeza.

No quiero que la desesperación me atrape en los momentos turbios de mi vida, por eso, invoco la protección del Espíritu Santo para que me dé la valentía de ponerme en acción e ilumine mis pensamientos.

Señor, dame una fe firme para confiar en Ti aunque los vientos sean fuertes, aunque sienta que voy a caer y no voy a poder levantarme, quiero seguir confiando en tu poder y en tu gracia que nunca me abandonan. Te entrego mi descanso y la posibilidad de ver un nuevo amanecer. Te amo, Señor!! Gracias!!!.

Amén.

Déjanos tu comentario