ORACIÓN DE LA NOCHE DEL MIÉRCOLES 24 DE ENERO

Señor, permíteme tener un descanso que renueve mis fuerzas para continuar mañana luchando la vida. No hay ningún otro Dios fuera de Ti, solo Tú tienes el poder para levantarme, solo de Ti proviene toda la fuerza que me hace superar las dificultades. Gracias porque a pesar de mis rechazos, Tú no cambias, siempre estás y siempre me amas, porque a pesar de mis fallas Tú mantienes firme tu Misericordia por mí.

Gracias por acompañarme mientras duermo y por darme tranquilidad y serenidad para descansar plenamente y así estar listo mañana para darte gracias por un día más de bendiciones. La vida es mucho más dura cuando me alejo de Ti, por eso en esta noche quiero decirte que no quiero apartarme de tu lado.

Me entrego a Ti por completo, en Ti estoy seguro, quiero entregarme a Ti sin medida, sin excusas, sin condiciones, quiero darte todo de mí. Me entrego a Ti consciente de que eres un Dios grande, capaz de hacer maravillas y obras grandes cosas en los que en Ti confían. Dame la fuerza que necesito y llena mi corazón de serenidad para darle la cara a las tribulaciones, y decirles que el Dios en el que yo tengo puesta mi confianza, es mucho más grande que ellas.

Quiero pedirte que sigas siendo mi guía en el camino de la vida, quiero vivir agradándote y cumpliendo tu voluntad; no quiero ir más por la vida sin Ti.

No permitas que nunca me aparte de Ti. Ayúdame a caminar siempre contigo, quiero amarte y estar contigo, regálame la fuerza para salir adelante y poder derrotar toda fuerza del mal que quiera hacerme temblar. Gracias por tus bendiciones.

Amén.

Déjanos tu comentario