ORACIÓN DE LA NOCHE DEL MIÉRCOLES 19 DE SEPTIEMBRE

Padre Dios, te suplico que en este momento llenes mi corazón de tu alegría, permíteme sentir que estás a mi lado, ayudándome a ser mejor, rompiendo mis ataduras. Gracias por hacerme consciente de tantos apegos que tengo y de tantos cambios que tengo que dar a mi vida. Gracias por mostrarme el camino para lograrlo y por animarme a hacer las cosas bien.

Rompe las dependencias y las esclavitudes que tengo en mi vida, necesito que las rompas con tu poder y actúes con tu misericordia para poder ser libre. Que pueda llenar los vacíos que tengo dentro y así pueda sanar. Toma posesión de mí y de todo lo que hago, y no permitas que nada me haga creer que estoy perdido.

Gracias porque sé que me escuchas y me ayudas, te pido en este momento que me des tu paz y tu serenidad para descansar seguro en tu presencia. Vigila mi sueño y no permitas que nada me aparte de Ti. Dame serenidad, Señor, dame fuerza en el corazón para no tenerle miedo a los problemas, que pueda tener la seguridad de que voy a ser capaz de solucionarlos con tu ayuda y tu bendición. Necesito dejar todo en tu presencia, que tu poder y tu Espíritu me guíen y me hagan crecer.

Cuando los dolores llegan, Tú mi Señor, siempre nos consuelas, cuando llegan las derrotas estás ahí para levantarnos, cuando estamos a oscuras Tú eres la luz que se enciende y nos orientas.

Pero sobre todo sé que todo lo que nos sucede es para nuestro bien, sé que en todo hay una bendición, una lección de vida que quieres darnos para aprender y crecer firmes en la fe. Tú eres mi Padre, que te preocupas por mí, que me llenas de bendiciones, que me abres caminos, que siempre me has amado. Te amo y confío en tu poder, por eso pongo todo en tu presencia.

Amén.

Déjanos tu comentario