ORACIÓN DE LA NOCHE DEL MIÉRCOLES 17 DE OCTUBRE

Bendito seas, mi Señor, por tu obra en mi vida. Te doy las gracias por todas las bendiciones que he recibido durante este día, gracias por la oportunidad que hoy me diste para enfrentar nuevas situaciones. Te abro mi corazón para descubrir cómo te revelas en cada acontecimiento de mi vida. Gracias, Padre de amor, porque jamas apartas tu mano de mi camino, extiendes tu brazo todas y cada una de las situaciones que me toca enfrentar y sales en mi protección.

Tú, mi Dios, conoces cuáles son mis dificultades, sabes perfectamente cuál es mi realidad. Al llegar la noche me presento ante Ti, con todo lo que soy, abro mi corazón a tu palabra para que me ayudes a creer siempre en tu poder y a no desanimarme cuando las cosas no salen como yo espero.

Que hoy no dude ni un momento de tu infinita gracia y de todas las capacidades que me has dado, para enfrentar la vida con valor y entereza. Estoy seguro de que es tu mano, mi Señor, la que interviene en cada momento y me salva. Sana lo que todavía no haya podido superar y que me hace daño en el alma, aquello que no me deja despegar y continuar adelante. Te entrego cada situación dolorosa de mi corazón, para tener una vida tranquila y sin resentimientos que me dañen.

Pongo, Padre amado, todo lo que soy en tus amorosas manos y te ruego que me ayudes a comprender las dificultades que tengo para poder saber cuáles son sus causas y así entender cómo poder solucionarlas. Ayúdame a sacar de mi vida toda sensación de miedo y de inseguridad, ya que con ellas no podré descansar sereno.

Aquí estoy, mi Señor, en esta noche vengo a tu lado para pedirte que me bendigas con tu presencia, para recibir tu amor y tu inmensa fortaleza, para calmar todo mi ser, para que sanes mis heridas y me ayudes a tomar el camino preciso.

Amén.

Déjanos tu comentario