ORACIÓN DE LA NOCHE DEL MIÉRCOLES 15 DE NOVIEMBRE

No me puedo dormir en esta noche sin antes abrirte mi corazón, mi Señor, mi Dios. Ven, y entra en lo profundo de mi corazón, examina todo lo que hay ahí dentro, saca de mí todo lo que es contrario a tu voluntad. Sáname, Señor, para ser una persona que ama, con toda la fuerza de tu amor. Ven a vivir y reinar en mí, para alejarme de todo lo que no me lleva hacia Ti.

No permitas que los problemas me quiten la paz, sino que en todo momento tenga la serenidad para tomar las decisiones correctas. Ven, Señor, en este momento a habitar en mi corazón, para que experimente la calma que solo Tú me puedes dar.

Gracias por todo lo bueno que me regalas para ser feliz, porque en los acontecimientos de mi vida puedo ver con claridad que actúas con poder en mí, porque en ellas me muestras tu amor por mí, no dejas de tener Misericordia de mí, sino que me hablas al corazón para que tome tu camino de salvación. También, gracias por las experiencias que no han sido tan agradables, porque en ellas tengo la seguridad de contar con tu ayuda. Aunque sienta que un ejército acampa contra mí, no voy a temer porque Tú, mi Señor, eres mi luz y mi salvación.

No temo a los problemas, ellos no pueden quitarme la alegría, porque Tú me la has dado y tengo la seguridad de que esa alegría no se acaba, permanece en mi interior para seguir luchando con valentía.

Toda mi esperanza está puesta en Ti, porque sé que Tú no me defraudas, permanezco confiado en tu bendición, en tu ayuda sin límites y eso me llena el corazón de alegría, siempre que he acudido a Ti no me quedo sin respuesta. Me voy a dormir tranquilo, porque creo que Tú, Señor, eres mi guardián, me cuidas de todos los males y me apartas de los peligros.

Amén.

Déjanos tu comentario