ORACIÓN DE LA NOCHE DEL MIÉRCOLES 04 DE ABRIL

Señor, quiero descansar en Ti, que al llegar la noche venga sobre mí tu serenidad, tu bendición, tu fortaleza para llenar mi debilidad. Te entrego todo lo que soy, todo lo que tengo, todo lo que espero, te entrego mis sentimientos para que los hagas conformes a los tuyos, pon tu corazón en mi corazón. Gracias, mi Señor, porque escuchas mi oración, porque me dejas hablarte y escuchas con atención todo lo que mi corazón te está diciendo. Qué grande eres, mi Dios, qué bueno eres por escucharme a pesar de todas mis fallas, de mis pecados. Te pido que me tomes en tus manos y me aprietes contra tu pecho. Quiero que venga sobre mí tu amor, tu paz, lléname de Ti, que se cumpla en mí tu promesa de bendición.

Te necesito, Señor, necesito de tu apoyo que me da fuerza cuando mis piernas tiemblan y amenazan con doblarse. Necesito de tu alegría que recorre todo mi ser y me hace descubrir motivos para sonreír donde sólo veo motivos de llanto. Necesito de tu poder que abre caminos en medio del mar de las dificultades para que pase sin miedo, confiando en Ti. Necesito de tu sabiduría, para tomar las mejores decisiones; de tu constancia, para no cansarme de hacer lo que corresponde; de tu firmeza, para no tener miedo de dar los pasos que las situaciones me exigen.

Necesito de tu paz para asumir cada cosa que pasa, fuerza para no dejar de luchar por alcanzar mis sueños. Te pido que bendigas a todos los que amo y son muy importantes para mí; que ellos sientan tu calor y tu ternura para que puedan hacer las cosas bien en tu presencia. Soy tuyo y en tus manos quiero dormir, sintiendo que me proteges y me cuidas. Te amo, mi Señor.

Amén.

Déjanos tu comentario