ORACIÓN DE LA NOCHE DEL MIÉRCOLES 7 DE FEBRERO

Señor, antes de ir a dormir, acudo a Ti, a tu amor, para que me ayudes a encontrar esa calma que perdí, ayúdame a tener nuevamente esa paz que me dejé robar. Quiero que me ayudes, a aprender a no dejarme llevar por las emociones. Siento que en ocasiones pueden más la soberbia, la ira y el rencor que el amor y la bondad.

Permíteme Señor, que pueda dominarme para no dejar que esos impulsos me hagan equivocarme; ayúdame a comprender que de esa manera no se resuelve nada. Gracias por ayudarme dándome claridad en las decisiones que tengo que tomar.

Dame fuerzas Señor, para no fallar ante los desafíos; serenidad para no desesperarme ante las adversidades y, sobre todo, alegría para saber descubrir tu presencia en cada situacion. Que tu amor sea mi escudo protector, quiero seguir saliendo adelante, sé que de tu mano lo voy a lograr. Llena mi vida de alegría, mi Dios, para que mañana pueda ser testigo de tu amor para todos aquellos que por problemas se han vuelto tristes.

Te amo, confío en Ti, te busco, desde que te conocí acudo a Ti y te entrego estas palabras que salen del fondo de mi corazón.

Sé que de tu mano todo saldrá bien, aunque los problemas me asusten, me alteren, sé que mi fuerza eres Tú, que mi perseverancia es por Ti, y sé que me escuchas; por eso te pido, Señor, que mientras duerma tu Espíritu Santo me acompañe y cuide mi sueño.

Amén.

Déjanos tu comentario