ORACIÓN DE LA NOCHE DEL MARTES 27 DE FEBRERO

Alabado seas mi Señor, por enseñarnos a ser humanos, construyendo las relaciones en el amor. Bendito seas Señor, porque me hablas con claridad y muchas veces me consuelas con palabras de ternura y amor. Tu voluntad siempre está disponible para ser captada y asumida por mi corazón para vivir en tus caminos. Dame la oportunidad de sentirme amado y consolado por Ti, de comprender que todos somos hermanos y nos necesitamos los unos a los otros. Dame la capacidad para saber expresarme y también de saber escuchar a los otros.

Dame Señor, la capacidad para escuchar y atender el llamado de las personas que quieren expresar lo que están sintiendo y escuchar al mismo tiempo, palabras controladoras. Ayúdame a tener suficiente control de mis emociones para no permitir que nada ni nadie me robe la paz. Necesito poner en practicar tu perdón y compasión con los demás. Tú que siempre te has compadecido de todos nosotros, conmoviéndote de nuestros sufrimientos, sanándonos sin importar reglas absurdas de la sociedad, porque tu compasión está por encima de toda norma.

Dame la posibilidad de amar sin prejuicios y entender que todos somos importantes para Ti, y ayudar a ser cada día mejores seres humanos. Eres Tú el que me enseña a actuar en cada situación difícil de la vida. Gracias por hacerme consciente de que debo servir y ayudar a los demás sin esperar nada a cambio. Gracias por bendecirme y por cuidarme mientras duermo, soy tuyo y te amo.

Amén.

Déjanos tu comentario