ORACIÓN DE LA NOCHE DEL MARTES 26 DE DICIEMBRE

Gracias Señor, por este día que ya termina, gracias por estar a mi lado, dándome lo que necesito para ser feliz. Mi Dios, no quería acostarme, sin decirte lo importante que eres en mi vida y por darme la oportunidad de vivir un día más, gracias a tu infinita misericordia. Gracias, Señor Jesús, porque eres mi dulce compañía y siempre estás acompañándome en los momentos alegres y tristes.

Sé que Tú eres mi Padre, que te preocupas por mí, que me llenas de bendiciones, que me abres caminos, que siempre me has amado y que para Ti he sido importante siempre. Duermo, mi Señor, con la seguridad de que siempre me estás guiando para que tenga una vida con sentido.

Sé que en todas las cosas que vivo Tú me darás luz, serás mi guía, mi soporte, la fuerza de mis pasos, la sabiduría de las palabras, la certeza de la decisión. Gracias, especialmente, por el milagro del amor, porque Tú nos amas y lo demuestras. Gracias por darme la vida, gracias por amarme, por protegerme siempre, por estar conmigo todos los días de mi vida y en cada momento en que te necesito.

Gracias porque siempre estarás conmigo. Gracias por el pan que hay en mi mesa, por el don de la salud y por cada una de las hermosas bendiciones con que Tú colmas mi existir.

Te pido por tantas personas que están en la calle, que han sido desplazadas por la violencia, que no tienen techo, que no tienen sustento diario, que estarán buscando en dónde pasar la noche. Te pido, Dios de la vida, que nos ayudes a tener un país en el que las personas puedan vivir tranquilas, puedan tener un hogar, un trabajo, unas condiciones dignas.

Amén.

Déjanos tu comentario