ORACIÓN DE LA NOCHE DEL MARTES 18 DE SEPTIEMBRE

Padre Dios, otra vez estoy frente a Ti para darte gracias por todo lo que me has permitido vivir. Quiero ser fiel a Ti, quiero vivir según tu palabra. Quiero ser sano, vivir en libertad y tener paz. Quiero pedirte, mi Señor, que sanes las heridas de mi corazón, esas que han causado conflictos con los demás, esas que son frutos de la falta de amor.

Hoy estoy dispuesto a dejar todo el peso de mi pasado doloroso que llevo conmigo, y reconocer los aspectos positivos de cada una de las personas que amo, y más difícil aún, de todas aquellas que me han hecho daño.

Ayúdame, Señor, a discernir y analizar las situaciones difíciles que han roto mi corazón, que sepa quedarme con lo bueno y desechar el dolor que me ata y no me deja caminar. Pasa tu mano sanadora por todo mi ser y dame la oportunidad de vivir tranquilo, sin enfermedades físicas o emocionales que no me permiten estar concentrado en tu voluntad. Ayúdame a comprender a aquellas personas que están a mi lado y se comportan de una manera que no logro entender, quiero ser comprensivo con ellas, pero necesito tu luz y tu poder misericordioso.

Quiero ser tuyo completamente, así que toma posesión de cada latido de mi corazón, que cada respiración sea para bendecirte, para adorarte.

Ahora, al dormir quiero recibir tu bendición y que me prepares para mañana actuar según tu Voluntad. Quiero sentir que tu Espíritu Santo me llena de todos tus dones para seguir enfrentando las adversidades que no puedo controlar.

Actúa con poder y que tu amor se desborde por todo mi ser y me anime a seguir alabándote. Te suplico que me cuides mientras duerma y que mañana esté listo para amarte más que hoy.

Amén.

Déjanos tu comentario