ORACIÓN DE LA NOCHE DEL MARTES 10 DE ABRIL

Gracias, Señor, por este día que me has permitido vivir. Llego a descansar con la seguridad de tu presencia, gracias por llénarme de paz y de fuerzas. Gracias por tu amor, mi Dios, sin ti mi vida no tendría sentido. Quiero pedirte, Señor, que me des la posibilidad de vivir libre de todo apego material, que sepa usar cada uno de esos dones pero que pueda entender que ellos no son lo más importante en mi vida. Dame la posibilidad de entender que contigo lo tengo todo aunque no tenga nada. Dame la suficiente humildad para no creerme mejor que nadie y para aceptar con alegría los dones que me has regalado.

Sin pretender grandezas que superan mi capacidad, sino que me sostengo en Ti y espero en tus promesas como un niño en brazos de su madre. Te alabo, Dios del cielo, por todas las bendiciones que me has dado, porque en ellas me muestras tu amor por mí, no dejas de tener misericordia de mí, sino que me hablas al corazón para que tome tu camino de salvación.

Señor, me siento tranquilo porque sé que puedo confiar en Ti. Gracias porque estás cerca de mí y me das la felicidad que necesito, eres, grande y obras maravillas en mi vida.

Quiero vivir para Ti, orientando mis acciones con tu Palabra, esa que en todas Ias situaciones me da vida, porque llena mi corazón con tu fuerza y eso me da esperanza para seguir luchando. Te pido que en el descanso de esta noche repares mis fuerzas y me des ánimos para ser una persona que viva caminando hacia la santidad.

Amén.

Déjanos tu comentario