ORACIÓN DE LA NOCHE DEL MARTES 08 DE MAYO

Aquí estoy, Señor, cansado por el día de hoy, vengo a Ti para que me llenes de tu paz. Vierte sobre mí tu Espíritu Santo que como aceite tibio recorra mi ser y me haga aliviar y descansar. Gracias por esta noche, porque en ella podré sentir tu paz y tu serenidad, porque en ella Tú cuidaras de mí y me harás sentir que nadie me puede dañar. Gracias porque sé que mientras duerma Tú estarás bendiciéndome y haciéndome sentir que mi vida te pertenece y que no debo andar con miedo e inseguridad. Saberme amado y protegido por Ti me da mucha paz y me anima a seguir adelante. Bendice hoy, Señor, a todos aquellos que tienen miedo y no saben en quién confiar, sé Tú su fortaleza y protección.

Confío en tu bendición y estoy seguro de que mañana amaneceré mucho mejor porque tu compañía siempre es sanadora. Permite, Señor, que mi respirar sea una forma de alabarte y de agradecerte todo lo que haces por mí. Estoy seguro de que Tú escuchas mis súplicas en cada momento, que nunca desatiendes mis palabras cuando me dirijo a Ti con la plena certeza de que estás ahí para asistirme con tu amor.

Gracias, porque mañana estarás iluminándome, como el Sol, para que mis pies no tropiecen con ninguna oscuridad y pueda caminar.

Gracias por todas las bendiciones que me regalas y por toda la ayuda que me das, porque eso me anima a seguir luchando. Bendice a todos aquellos que no me aman y tratan de hacerme daño, y también bendice a los que amo y necesitan de tu ayuda en estos momentos. Estoy en tus manos y descanso en ellas.

Amén.

Déjanos tu comentario