ORACIÓN DE LA NOCHE DEL MARTES 01 DE MAYO

Señor, te doy todo lo que soy, te doy mi vida, te doy mi mente para que cada pensamiento esté a tu servicio, te entrego el descanso de esta noche que comienza, para que en medio de esta noche sigas construyendo en mi ser tu morada. Ayúdame, Señor, a aprender a confíar en Ti, a decir con fe: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”. Esta frase tan hermosa que nos pone de frente a una realidad: los que creen saben que Dios les da fuerzas más allá de sus fuerzas. Tú nos facultas, Señor, más allá de nuestras capacidades.

Tú, mi Señor, quieres usarme desde lo que soy y hago, quieres obrar una obra maravillosa en mi vida, pero necesito confiar plenamente en Ti. Para Ti no hay límites de lo posible, debo creer con fortaleza, con convicción absoluta. Sin tener miedo de lanzarme, porque la vida es una apuesta siempre y qué mejor que la certeza de un Dios que me ha dado muestras grandes y maravillosas de su bondad y de su amor.

Me alegro en Ti, me glorifico en Ti, me doy cuenta que sólo en Ti hay salvación y Palabras de vida eterna. Gracias por respetarme, por darme libertad, porque insistes, sé que quieres hacerme feliz, sé que quieres estar en mi corazón para darme todo lo bueno que sólo Tú puedes darme. Por tanto bien, por tantas bendiciones, te doy gracias con todo mi ser y te doy alabanzas y adoración. Te amo!! y te agradezco que me permitas descansar en sana paz.

Amén.

Déjanos tu comentario