ORACIÓN DE LA NOCHE DEL LUNES 26 DE MARZO

Aquí estoy, Señor, otra vez para entregarte todo lo que he vivido a lo largo de este día. Confío en Ti, mi Padre amado, ayúdame a superar los problemas, sé que no tengo que temer a lo que mañana pueda suceder, porque estoy convencido de que intervienes en todo para el bien de los que te aman. Ayúdame a discernir bien, muéstrame con tu sabiduría signos claros para que, leyéndolos e interpretándolos, pueda saber qué es lo mejor para mí. Lléname de tu Espíritu Santo, y con tus dones permíteme saber elegir qué es lo mejor para mi vida.

Gracias, Dios, porque no me abandonas, sabes que a veces me desanimo, pero me levanto con tu mano misericordiosa y sigo caminando con valentía. Te suplico que pronuncies esa Palabra que basta para sanar y me levantes de toda situación de enfermedad en la que me encuentre. Creo firmemente que estás a mi lado, que eres mi Pastor y que Tú nunca me faltas; por eso, sigo confiado en que nada me puede desanimar.

Desde ya acepto con alegría lo que tienes preparado mañana para mí, y sé que será de bendición para mi vida. Acepto y recibo todo lo que me permitas vivir y te aseguro, mi Señor, que lo tomaré como una oportunidad más para acercarme cada vez más a Tí.

Bendice a todos los que amo. Sé Tú mi escudo y mi refugio. Vigila mi sueño, de tal manera que logre descansar en paz y mañana pueda sentirme con alegría y esperanza para seguir adelante.

Amén.

Déjanos tu comentario