ORACIÓN DE LA NOCHE DEL LUNES 22 DE ENERO

Señor, otra vez estoy aquí con el corazón abierto y para decirte que necesito de tu ayuda. Te presento mis preocupaciones, mis miedos, mis necesidades porque Tú eres el dueño de todo y puedes ayudarme a estar bien. Dame paciencia y serenidad para no desesperarme ante esas realidades que no puedo controlar y que amenazan con hacerme sufrir; permite que con la paz de tu amor pueda encontrarles una solución o soportar sus consecuencias.

Quita de mi mente todo pensamiento negativo que me perturbe, aplaca toda emoción que me agite; dame claridad mental para tomar las mejores decisiones en cada situación; dame valor para no dejarme ganar por el miedo.

Ayúdame, Señor, a ocuparme de lo que es realmente importante y a vivir en la búsqueda permanente de experiencias que me acerquen a Ti, que me edifiquen, que me ayuden a crecer y que me lleven a cumplir mis sueños y tu voluntad. En Ti encuentro refugio, calma, fuerza y valor para continuar cada día de mi vida. Que no tenga miedo a nada ni a nadie, porque Tú eres mi fuerza, el que me sostiene y me defiende de todos los ataques del mal.

No quiero, mi Señor, acostarme con sentimientos de miedo o de tristeza, quiero estar tranquilo y sereno porque estoy en tus manos y sé que este es el mejor lugar para mi, quiero dormir tranquilo en tu presencia y estar listo mañana para continuar.

Lléname de tu fuerza para seguir luchando contra todas las limitaciones que tengo y que puedo superar con tu ayuda. Antes de irme a descansar, quiero decirte que te amo y te necesito.

Amén.

Déjanos tu comentario