ORACIÓN DE LA NOCHE DEL LUNES 21 DE MAYO

Gracias, bendito Dios, porque permaneces fiel a mis súplicas y me sostienes cuando mis fuerzas se me acaban para estar firme en los momentos de soledad, cuando todo está nublado. Gracias Espíritu de Dios, por la fuerza que le das a mi corazón para que nada pueda entristecerme. Aún cuando no tengo todo lo que necesito y todo lo que quiero, yo sigo creyendo que contigo lo tengo todo, nada me falta solo Tú vas a mi lado. Limpia mi corazón de la autosuficiencia, de creer que todo lo puedo lograr con mis propias fuerzas.

Arranca de mi corazón la vanidad de las cosas superficiales y hazme humilde para reconocer que sin Ti, nada soy, nada tengo. Sopla, Señor, tu aliento de vida, sopla sobre mí y dame tu fuerza para luchar con todo el ánimo. Te necesito, sólo tu gracia me basta, ven Espíritu divino, manda tu luz desde el cielo y sopla sobre mí tu vida, envía tus dones a mi corazón porque yo necesito de tu claridad y de fortaleza para seguir luchando y para seguir dando lo mejor de mí.

La alabanza es para Ti, mi Dios, al final de este día, con todo lo que soy y lo que tengo, porque tu soplo da vida, porque tu aliento renueva desde adentro todo lo que tengo para alabarte. Porque no me abandonas ni un solo instante, cuando te invoco ahí permaneces a mi lado, aunque me aparte de Ti y sienta que no te necesito.

Dame el don, Señor, de permanecer firme en la fe y no permitas que me aparte de tus caminos, esos que son santos y me hacen feliz.

Amén.

Déjanos tu comentario