ORACIÓN DE LA NOCHE DEL LUNES 20 DE NOVIEMBRE

Señor, en este momento te pido que me des serenidad y tranquilidad para dormir en paz. Te pido que llenes mi corazón de tu alegría para que sanes todas las heridas que puedo tener allí. Pasa tu mano sanadora por mi vida y hazme sentir el fuego que todo lo sana y que nos hace nuevos.

Te suplico que me protejas y me guíes por el camino que conduce a la plenitud. Gracias por aceptarme tal como soy, sabes que somos de barro y que siempre estaremos necesitando que nos moldees para cambiar y poder ser realmente testimonio de tu presencia en nosotros. Dame la capacidad de amar en libertad.

Te pido de manera especial que me ayudes a aceptar la diferencia, ayúdame a ser paciente con aquellos que veo diferentes y no piensan como yo. Ayúdame a entender y comprender que somos distintos pero iguales para dar y recibir amor.

A veces le tengo miedo a abrirme a algunas personas por todas las experiencias que he vivido en el pasado, pero quiero hacerlo convencido de tu presencia que sana y libera. Dame la capacidad de perdonar y de dar nuevas oportunidades a aquellas personas que me hieren con sus palabras, actitudes y comportamientos.

Señor, sabes que tengo inquietudes que no me permiten dormir tranquilamente; sin embargo tengo la certeza de que Tú estarás, como ese guardián de mi vida, cuidándome el descanso y me darás confianza para saber que saldré adelante en esas situaciones que me preocupan. No permitas que nada nos perturbe mientras dormimos. Danos tu protección y tu cuidado para estar listos mañana a salir a conquistar un nuevo día bajo tu bendición.

Amén.

Déjanos tu comentario