ORACIÓN DE LA NOCHE DEL LUNES 12 DE FEBRERO

Gracias Señor, por este día que termina, por el ánimo que me diste hoy y por haberme invitado a entregar mi vida desde mi realidad a mejorar la realidad del otro. Toca con tu mano poderosa mi corazón y arranca de él todo sentimiento o rencor que no me deje ver con claridad, sé que Tú haces nuevas todas las cosas, eres el Dueño de la vida.

Destruye mi corazón de piedra y edifica en su lugar uno manso y humilde, lleno de bondad y de piedad un corazón que no juzgue, que busque solamente servir y aliviar. Tu poder y tu amor son necesarios para mí, sobre todo, sentir que me miras con ojos de misericordia, mi Dios, porque me regalas una nueva oportunidad.

Por eso, esta noche vengo con arrepentimiento a pedirte perdón y a reconciliarme contigo. Quiero que me perdones si en algo te ofendí, quiero que me perdones si no pude reconocerte en algún hermano hambriento o sediento. No permitas que esta sociedad de consumo me absorba, yo quiero dar testimonio de Ti. Ayúdame, Señor, a que mi comportamiento diga que vivo por tu amor, aquí me tienes dispuesto a servir, a darlo todo por ese proyecto de bendición que tienes con todo aquel que se acerca a Ti para ser transformado.

Gracias por las personas que amo y por mi familia, por todo aquello que me has regalado en el día de hoy. Por todos los momentos que viví y me hicieron sentir tu presencia, ya fuera en la alegría o en alguna tristeza; por los amigos que encontré y por aquellos que no fueron. Quiero que me llenes de tu amor y de tu paz, que inundes todo mi ser con tu amor, para sentirme seguro, firme y dispuesto a enfrentar todas las situaciones de este tiempo.

Duermo, mi Señor, con la seguridad de que todo saldrá bien porque Tú estás a mi lado. Descanso con la certeza de que nada me apartará de tu amor.

Amén.

Déjanos tu comentario