ORACIÓN DE LA NOCHE DEL JUEVES 26 DE ABRIL

Aquí estoy, Señor, después de un largo día, estoy en tu presencia con la seguridad de que en Ti, consigo el descanso que necesito. Gracias por extender tu mano sobre mi ser y hacerme sentir tu amor y protección. Gracias por traerme de nuevo a tu presencia a pesar de mis errores y de mis equivocaciones, de mis faltas de amor y serenidad. Gracias porque por mucho que trate de alejarme de Ti no lo puedo lograr porque tu mano me alcanza y me cubre. Sabes que hay heridas, dolencias, enfermedades y muchas situaciones de mi vida que necesitan de Ti y de tu acción; por eso te pido que actúes con tu Espíritu Santo sanando y liberando todo mi ser.

También te quiero pedir, de manera especial, que bendigas a todas aquellas personas con las que he tenido desacuerdos, no permitas que nazca en el corazón de ellas ni en el mío sentimientos de rechazo, que entendamos que eso forma parte de la vida diaria y que tenemos que seguir construyendo de la mejor manera la vida. Quiero pedirte que me ayudes a ser una persona comprensiva, no quiero ser alguien intolerante.

Es tan fácil alegrar a alguien, eso se logra con cosas sencillas como una sonrisa, una palabra de amabilidad; incluso, con un abrazo silencioso. Dame mucha paz, salud, prosperidad y amor, Tú mi Señor, sabes que es lo que más necesito para poder seguir adelante.

Confío en Ti, mi Señor, y me pongo en tus manos para dormir en paz y con seguridad. Confío en que mañana estaré bien y que todo será bendición y alegría en tu presencia.

Amén.

Déjanos tu comentario