ORACIÓN DE LA NOCHE DEL JUEVES 19 DE JULIO

Señor, en esta noche siento tu presencia, tu conoces mis palabras antes que lleguen a mi boca, sabes todo de mí, porque siempre has estado conmigo. Gracias por ser tan grande y tan bueno conmigo, por llenarme de tus dones, por dejar que se manifieste tu amor grandemente en mi vida. Gracias porque no te cansas de enviar la incesante lluvia del Espíritu Santo sobre mí. Gracias porque has cambiado mi vida. Aleja de mí la idolatría, la verdadera idolatría que consiste en convertir a las personas y las riquezas en mis dioses. No quiero que mi vida esté llena de nada.

No quiero apegarme a las cosas materiales, no quiero que mi vida se transforme en un querer tener; sino en un querer tenerte, Señor.

No quiero vivir de cosas y tener el corazón vacío y sintiendo una soledad tremenda, una falta de sentido, una tristeza profunda. No quiero vivir sin Ti. Grande eres, mi Dios, grande es tu amor para todos nosotros, porque nadie más puede llenarnos de plenitud y paz. Por eso mis labios cantan tu alabanza, a ese Dios de Victoria y de perdón alabo, al que me amó primero. Bendito seas porque sé que estás ahora escuchando mi súplica.

Gracias por esta noche en la que una vez más me arropas. Gracias por todo lo bueno que me das, gracias porque me amas, me buscas y me bendices. Sé que sólo Tú puedes llenarme de lo que necesito para seguir adelante.

Te encuentro todos los días cuando veo el amanecer y cuando cierro los ojos al dormir. Tú me conoces y sabes qué necesito. Te pido que pongas tus ojos en mí. Te pido que este descanso nocturno reponga mis fuerzas, aliente mi corazón y me de esperanza. Amén.

Déjanos tu comentario