ORACIÓN DE LA NOCHE DEL JUEVES 18 DE ENERO

Señor, al llegar la noche, quiero pedirte, que me regales sabiduría para entender tu voluntad en mí a través de los demás, de sus necesidades, sus problemas y la manera en que también ellos bendicen mi vida. Te entrego mi corazón y mis pensamientos para que seas Tú quien viva en mí. Deseo abandonarme, dejar de lado el orgullo, el resentimiento y todos los sentimientos que me apartan de tu amor.

Dejo a un lado mi dolor, mi sufrimiento, mi rencor, mis problemas y decido, con el corazón, servirte, Dios mío, porque confío en Ti y reconozco que a través de los demás te muestras como bendición en mi vida.

Necesito de tu fuerza para no andar con muletas existenciales que me hacen dependiente y me manipulan. Necesito de tu perdón para no sentirme culpable y quedar paralizado ante las decisiones que debo tomar. Necesito tu bendición para sentir que no estoy solo. Te suplico que quites de mí todo miedo y me ayudes a superar toda preocupación.

Reconozco, Señor, que te vales de las situaciones cotidianas y de las personas que están a mi alrededor para mostrarme que eres un Dios de amor y de misericordia. Siento la necesidad de hacer más fuerte mi fe, te ruego que me des la fuerza, la constancia y la valentía para buscarte y alejar de mi vida lo que me impide ser un mejor hijo tuyo.

Padre bueno, hay tanta gente que sufre; enséñame a compartir y a intentar cambiar las cosas. Enséñame a ser solidarios y servidor. En esta noche, próximo a descansar, no quiero acostarme sin antes agradecer todas tus bendiciones y decirte que te amo. Amén

Déjanos tu comentario